Blog

Uso de WhatsApp en el ámbito laboral
noviembre 6, 2023

La utilización de WhatsApp en el ámbito laboral se ha convertido en una práctica habitual. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta aplicación no sustituye a la comunicación corporativa formal, o los requisitos normativos establecidos, en ciertos supuestos.

En concreto, el uso de WhatsApp para comunicar un despido o una sanción disciplinaria no es recomendable, ya que podría ser considerado como no cumpliendo con los requisitos de notificación adecuada. Esto se debe a que WhatsApp es un medio de comunicación informal que no ofrece las mismas garantías que una comunicación formal, como la certificación y el acuse de recibo.

En caso de que una empresa comunique un despido o una sanción disciplinaria por WhatsApp, el trabajador podría impugnarlo en el plazo de 20 días hábiles para conseguir la calificación del despido como improcedente (o nulo en determinados casos) por defectos formales.

Por otro lado, las empresas pueden utilizar WhatsApp para otros asuntos relacionados con el contrato de trabajo y las condiciones laborales que no requieran especiales requisitos normativos de notificación. Por ejemplo, pueden utilizar esta aplicación para comunicar horarios de trabajo, cambios de cuadrante, envío de documentación, etc.

En este caso, es importante que la empresa cuente con el consentimiento del trabajador para utilizar WhatsApp como medio de comunicación. Además, debe asegurarse de que los mensajes enviados no vulneran los derechos fundamentales del trabajador, como el derecho a la intimidad, el secreto de las comunicaciones o el derecho a la desconexión digital.

En conclusión, WhatsApp puede ser una herramienta útil para la comunicación en el ámbito laboral, pero es importante utilizarlo de manera adecuada y respetando los derechos de los trabajadores.

Algunas recomendaciones de uso:

  • Antes de utilizar WhatsApp para la comunicación con los trabajadores, es importante consultar con el departamento de recursos humanos o con un graduado social.
  • En caso de utilizar WhatsApp para comunicar un despido o una sanción disciplinaria, es recomendable hacerlo por escrito mediante un documento fehaciente, como una carta de despido o un burofax.
  • Si la empresa utiliza WhatsApp para otros asuntos relacionados con el contrato de trabajo y las condiciones laborales, es importante contar con el consentimiento del trabajador y asegurarse de que los mensajes enviados no vulneran sus derechos fundamentales.

Análisis:

El uso de WhatsApp en el ámbito laboral es una práctica cada vez más habitual. Esta aplicación ofrece una serie de ventajas, como la inmediatez, la facilidad de uso y la posibilidad de comunicarse con varios interlocutores a la vez.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que WhatsApp no sustituye a la comunicación corporativa formal. En determinados supuestos, el uso de esta aplicación puede ser perjudicial para las empresas, como en el caso de la comunicación de despidos o sanciones disciplinarias.

En estos casos, el uso de WhatsApp podría ser considerado como no cumpliendo con los requisitos de notificación adecuada. Esto se debe a que WhatsApp es un medio de comunicación informal que no ofrece las mismas garantías que una comunicación formal, como la certificación y el acuse de recibo.

En caso de que una empresa comunique un despido o una sanción disciplinaria por WhatsApp, el trabajador podría impugnarlo en el plazo de 20 días hábiles para conseguir la calificación del despido como improcedente (o nulo en determinados casos) por defectos formales.

Por otro lado, las empresas pueden utilizar WhatsApp para otros asuntos relacionados con el contrato de trabajo y las condiciones laborales que no requieran especiales requisitos normativos de notificación. Por ejemplo, pueden utilizar esta aplicación para comunicar horarios de trabajo, cambios de cuadrante, envío de documentación, etc.

En este caso, es importante que la empresa cuente con el consentimiento del trabajador para utilizar WhatsApp como medio de comunicación. Además, debe asegurarse de que los mensajes enviados no vulneran los derechos fundamentales del trabajador, como el derecho a la intimidad, el secreto de las comunicaciones o el derecho a la desconexión digital.

En conclusión, WhatsApp puede ser una herramienta útil para la comunicación en el ámbito laboral, pero es importante utilizarlo de manera adecuada y respetando los derechos de los trabajadores.